lunes, 27 de octubre de 2008

Y recién es lunes...

Si miran la hora en la que hago este post (21:41) podrán darse cuenta de que mi semana no empezó tan bien. Siento envidia, y no de la sana, al encontrarme aún en la oficina mientras otros duermen, comen, follan o simplemente ven televisión.
Caulquiera de los citados placeres harían que mi alma se sienta orgásmica en estos momentos, pero no, aún hay trabajo por hacer. ¿Será que este ritmo es saludable? Voy para las 12 horas de no levantarme de mi asiento y aún no sé a que hora podré ir a mi casa. ¿Triste? no, más aún lo sería no tener un trabajo que pueda hacerme sentir orgulloso y útil.
¿Les ha pasado? Alguna vez se han puesto a pensar que deberían estar en otro lugar yq eu en el que están en este momento no les corresponde?

Ay mis panas de la esnaqui, me abro una biela y les voy pasando para que se sirvan a ver si así ahogamos nuestras penas.

1 comentario:

Alejandro_ldu dijo...

Vamos jueves, y creo que has llegado al punto en que varios estamos... Disfrutando poco de todo, insignificante, casi casi viviendo por que respirar no cuesta. Pero hay que meterle huevos, porque pronto llegarán mejores días, si lo se, llegarán...